Los malos hombres, un espía en los años 30

Cuando me contactaron desde Ediciones Pàmies para ofrecerme leer y reseñar esta novela lo tuve claro, la histórica es uno de esos géneros que me encantan.

Sin embargo, esta no es una novela histórica al uso, sus escenas oscuras, las intrigas y los encuentros violentos hacen que se encuentre a caballo entre dos géneros: la novela histórica y la novela negra.  No faltan las alusiones a espías, los artilugios y , por supuesto, las mujeres guapas que caen rendidas a los pies del protagonista. 

La novela se sitúa en el San Sebastián de los años 30. Nuestro protagonista es Martín Araoz, un espía que recibe la misión de infiltrarse entre los republicanos y descubrir sus intenciones. Todo un galán de los años 30 con un puntito macarra que nada tiene que envidiarle a James Bond.

“- Al final del primer capítulo el coronel le dijo al agente: <<Hay una cosa que debe tener en cuenta antes de empezar su trabajo: si lo hace usted bien, nadie le dará las gracias; y si necesita usted ayuda, nadie se la proporcionará>>.”

Al principio de la novela se nos deja ver algo del pasado de nuestro protagonista, y es que Martín conoce muy bien San Sebastián, lo que quizá le traiga problemas. Los fantasmas del pasado parecen entremezclarse con la historia actual de nuestro particular espía.

“De pronto sonó una sirena. Un pitido grueso y muy ruidoso proveniente de la zona de San Martín y se coló entre las calles y retumbó más fuerte a cada segundo. Martín tensó todo su cuerpo. Notó el corazón dilatarse. El sonido le recordaba al de los antiguos cuernos de guerra.”

Además, parece ser que los republicanos están más organizados de lo que Martín y sus superiores esperaban. Desde un principio se hacen notar y demuestran que no son cuatro revolucionarios con ínfulas, sino que saben perfectamente lo que quieren y cómo conseguirlo.

A lo largo de la novela nos movemos entre intrigas y secretos, y entre todos estos no podía faltar una mujer tremendamente sensual y misteriosa: Aitana Kutz. He de decir que Aitana ha sido uno de mis personajes favoritos, se trata de una mujer de armas tomar que nos recuerda a Mata Hari y con la que hay que andarse con cuidado. Sin embargo, he echado de menos que se profundizase más en este personaje. Me da la sensación de que podría haber dado mucho juego.

En definitiva, Los malos hombres es una novela histórica con tintes de espionaje que disfrutarás como un enano si te gusta esta vertiente del género. 

Este ejemplar ha sido cedido por la editorial. 

Puntuación: ★★★

Etiquetas: